Enfermedades de la medula osea

La medula osea como órgano hemático padece todas las enfermedades relacionadas con el flujo sanguíneo, es por ello que el tránsito bacteriano o vírico implica sobremanera a la médula. Las enfermedades víricas como el sida han determinado drásticamente las terapias para las patologías existentes. Es por ello que una rápida detección de los antigenos del sida son determinantes a la hora de poder actuar sobre la enfermedad, es responsabilidad del paciente detectar los sintomas del sida lo antes posible y comunicarlo a su médico para confirmar o desdreñar la posible infección. Los tratamientos contra la seropatologia han evolucionado y mucho en los últimos años, pero no hemos de olvidar que una enfermedad crónica como esta, puede agraver la sintomatología de enfermedades agudas y desencadenar acontecimientos de morbilidad.

Si bien el sida es una enfermedad a la que se le ha perdido el miedo, no se le ha de perder el respeto ni la vigilancia ya que sus consecuencias siguen siendo mortales en gran parte del mundo y su comportamiento de mutabilidad ha sido constatado de alto riesgo entre la comunidad cientifica.